3 datos que debes conocer sobre los ocelotes

Ocelote captado por cámaras trampa del proyecto “Apoyo a Felinos” en Altamira, Tamaulipas El ocelote (cellatus) es uno de los felinos más importantes en México que se encuentra en las áreas costeras del Pacífico y Golfo de México, por la…

Ocelote captado por cámaras trampa del proyecto “Apoyo a Felinos” en Altamira, Tamaulipas

El ocelote (cellatus) es uno de los felinos más importantes en México que se encuentra en las áreas costeras del Pacífico y Golfo de México, por la vertiente oriental de Tamaulipas hasta la península de Yucatán.

Estos felinos se encuentran en ecosistemas de bosque espinoso, así como en bosques mesófilos de montaña y selvas húmedas, por lo que cuevas naturales, troncos huecos y ramas de árboles son sitios de refugio para ellos. Además, al igual que otras especies de esta familia, son solitarios la mayor parte de su vida y se reúnen sólo para reproducirse.

Para conocer un poco más de estos felinos, te contamos tres datos:

1. ¿De dónde viene su nombre?

A este felino se le identifica bajo distintos nombres, en México lo llaman tigrillo u ocelote, palabra proveniente de la palabra en náhuatl océlotl, que significa jaguar.

En Sudamérica, lo han identificado como pichigueta, mojojuan o manigordo por sus patas delanteras, que son más grandes que las traseras.

2. ¿Cómo identificarlo?

¿Jaguar, puma, ocelote o jaguarundi? Seguro al ver una fotografía de uno de estos felinos te los has preguntado.

Un ocelote se puede identificar gracias a las manchas o rosetas que cubren su pelaje, las cuales son alargadas a los costados, similares a unos ojos, y se van compactando en sus patas haciéndolas más obscuras.

En cuanto a su tamaño, tienen una altura de 40 a 50 centímetros, por lo que se encuentran en un nivel intermedio al ser más pequeños que el jaguar o puma y más grandes que los jaguarundis.

3. ¿Está en peligro de extinción?

Sí. Junto con otros felinos como el jaguar, se encuentra en la NOM-059-SEMARNAT-2010 en la categoría de peligro de extinción, es decir, que el tamaño de su población en el territorio mexicano ha disminuido drásticamente, poniendo en riesgo su viabilidad biológica en todo su hábitat natural por actividades humanas como la agricultura, ganadería y construcción.

Con lo anterior, las especies comienzan a migrar a otras regiones o morir por la falta de otros animales que forman parte de su cadena alimenticia.

Apoyo a felinos en Altamira, Tamaulipas

Junto con la Facultad de Ingeniería “Arturo Narro Siller” de la Universidad Autónoma de Tamaulipas, el ayuntamiento de Altamira, Grupo Seisa y Asesores en Ecología y Medio Ambiente (Asecma), Fundación Iberdrola México trabajará para preservar los ejemplares de jaguares, jaguarundis, ocelotes y gatos rabones que se encuentran en la región, mediante la propuesta y delimitación de corredores biológicos que se adapten a los hábitos y cantidad de estos felinos típicos de Altamira.

Con esto, Fundación Iberdrola México reafirma su compromiso con la biodiversidad de las comunidades y el entorno donde operan las centrales de generación de energía de la compañía.

Up Subir al inicio